TRATAMIENTOS

Grandes articulaciones: rodilla, hombro, cadera, tobillo.

Artroscopia de Tobillo

El tobillo es una articulación en forma de bisagra en la que el peroné y la tibia forman una pinza que acoge al astrágalo. En este caso no hay meniscos ni ligamentos que reparar, por lo que, de forma muy superficial, diremos que la mayoría de artroscopias se centran en reparar lesiones de cartílago.

En nuestro caso habitualmente procedemos a realizar una artroscopia de tobillo a aquellos pacientes que refieren dolor de tobillo (generalmente tras esguinces de tobillo repetidos) con una resonancia (RMN) en la que se aprecia una lesión de cartílago (osteocondritis). Entonces realizamos la artroscopia y procedemos a extraer el fragmento suelto y a intentar avivar mediante perforaciones el lecho que deja el fragmento desprendido.


             





IMAGENES ARTROSCÓPICAS:

   
   

También hemos realizado artroscopias de tobillo en casos de artrosis, algún tipo de fracturas de tobillo, atrapamiento de tendones flexores, síndromes de impigment, etc...

De todas formas, las lesiones de tobillo que precisan cirugía son mucho menos frecuentes en nuestro medio que las de otras articulaciones, por lo que la práctica de artroscopias de tobillo representa alrededor del 5-10 % del total.